Los científicos creen que en la Tierra se esconden restos del protoplaneta Theia

En un informe publicado en la revista Science, los expertos explican que pueden encontrarse en las profundidades de la Tierra restos de la explosión que se produjo hace 4.500 millones de años cuando un protoplaneta llamado Theia se estrelló contra la Tierra, el mismo impacto que desprendió una roca que luego se convertiría en la luna terrestre.

El descubrimiento de gotas gigantes de roca caliente

Esta hipótesis podría explicar el origen de dos gotas gigantes de roca caliente descubiertas en el manto terrestre. Cada uno de los dos cuerpos tiene el tamaño de un continente y, si fueran llevados a la superficie de la Tierra, serían unas 100 veces más altos que el Monte Everest.

Los expertos creen que estas gotas, situadas bajo África y el Océano Pacífico, se crearon cuando la explosión llenó la superficie de la Tierra de magma, que luego se enfrió y cristalizó, creando estas dos gotas.

Otros investigadores creen que las gotas contienen rocas de la superficie terrestre que no fueron afectadas por el impacto del protoplaneta y que se han desplazado hacia el centro de la Tierra durante millones de años.

Theia el protoplaneta probablemente bajo la tierra

Por otro lado, en la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria, un estudiante de doctorado en geodinámica de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), Qian Yuan, presentó su teoría de que tras la explosión de Theia contra la Tierra, el manto del protoplaneta se hundió bajo la superficie terrestre y que éstas son las gotas, porque como el manto es un 1,5% y un 3,5% más denso que las rocas de la Tierra, no se mezclarían sino que se hundirían cerca del centro de la Tierra.

En 2019, un estudio publicado en la revista Geochemistry propuso que el manto de Theia era más denso que el de la Tierra, utilizando datos obtenidos de un análisis de rocas lunares del Apolo.